Se Susurrando gritos - Exposición | IESO Princesa Galiana

Susurrando gritos - Exposición

“Susurrando Gritos”, a través de una exposición fotográfica, de charlas y otras muchas actividades, busca la concienciación de los jóvenes sobre la crisis de refugiados y valores humanitarios que hay en el mundo, que nuestros alumnos sean conscientes de la realidad actual y que, una vez informados, vean que ellos también pueden colaborar empezando por respetar y no juzgar a los demás y que todos sus pequeños actos son necesarios en el mundo actual.

Este es el objetivo del proyecto “Susurrando Gritos”, que surge por iniciativa de una de la alumna de 1º de Bachillerato del Colegio Mayol de Toledo, Sol Basarán, secundada por un grupo de alumnos de Bachillerato, 3º y 4º de ESO del mismo centro.

Esta exposición se podrá visitar en horario de 9:00 a 14:00 en el "Espacio Terraplén" del centro, desde el lunes 22 al viernes 26 de mayo.
 
Les llaman refugiados, pero no tienen refugio. Las guerras y la pobreza les empujan hacia Europa… Por el camino pierden a madres, padres, hijos, hijas… por fin llegan, llegan pero encuentran las fronteras cerradas y ven que se les niega un refugio donde sentirse a salvo.

Muchos de nosotros vemos estas cosas y nos sentimos impotentes: no podemos hacer nada para ayudarles,  solo somos unos chiquillos, no sabemos cómo encontrar soluciones que encajen en nuestro día a día.

Pero… ¿seguro que no podemos hacer nada?

Podemos ayudar a las personas más cercanas a nosotros, un acto tan importante, difícil y sencillo a la vez; podemos incluirlos en nuestras conversaciones para que los medios de comunicación y el resto del mundo no los olviden. Pequeños actos que ayudan a mejorar las situaciones; y tenemos que ser los jóvenes los que empecemos a hacerlos realidad porque, como futuros adultos, estamos obligados a conseguir un mundo mejor.

“Susurremos susurros” para intentar visibilizar estos gritos, para que el mundo escuche, para que los demás también vean que  sus pequeños granitos de arena ayudan a formar una playa. ¿Por qué susurrar en lugar de gritar?-diréis. Porque las cosas más importantes, las que van derechas al corazón, es mejor susurrarlas que gritarlas. Unamos nuestros susurros para hacer oír ese grito que está siendo ignorado. Queremos que nosotros, los jóvenes, seamos los que despertemos al mundo y hagamos que este grito tenga por fin su eco.



Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar esta entrada. Un saludo