Cartografía emocional

Este curso hemos trabajado con nuestros alumnos de Educación Visual en una intervención de transformación global de nuestro instituto creando mapas emocionales y redefiniendo nuestra ciudad, con nuestras emociones y sentimientos, transformando los espacios comunes del instituto (pasillos) en mapas.




Mapas de las emociones que  guíen a nuestros adolescentes, primero para entenderse a sí mismos, para después, entender el mundo. Hemos trazado recorridos por los distintos barrios de nuestra antigua ciudad de Toledo,  reinventándola y habitándola con autorretratos singulares de nuestros alumnos y sus afectos.


Este vídeo se encuadra dentro del reto a corto plazo de Escuelas Creativas de Fundación Telefónica y Ferran Adrià en el que estamos participando este año.


Ser capaz de interpretar y comprender las intenciones y emociones de otra persona es esencial para una interacción social exitosa, la clave del atractivo reside en el cerebro y en nuestra capacidad para comprender las emociones e intenciones de los demás.

Es decir, cuanto más capaces somos de descifrar los sentimientos de alguien, más atractiva nos parece esa persona. Aprender a  fijar las emociones, como se fija la mirada para comprender bien una forma que nos interesa, es un aprendizaje que requiere su estudio y su tiempo.

Vivir es caminar pacientemente entre la alegría y la tristeza, la soledad y la compañía, el amor y el desamparo, el bienestar y la angustia… No es que la vida sea dual per se, sino quizá más bien que su naturaleza es contingente, que en la delicada e imprevisible combinación de circunstancias que resultan en un hecho de la vida, todo eso cabe y se encuentra dispuesto a emerger y posarse sobre el instante.

De la gestión que hagamos de esos instantes y esas emociones dependerá en gran medida nuestra felicidad y la de nuestros alumnos.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar esta entrada. Un saludo